Archivo

Archive for the ‘Testimonios’ Category

Conferencia de Prensa de Eduardo Bours

Mensaje íntegro pronunciado por Káram en relación a incendio de ABC

HERMOSILLO, Sonora(PH)

En relación con el incendio del pasado viernes 5 de junio, en la Guardería ABC, de Hermosillo Sonora, el IMSS informa lo siguiente:

Este incendio fue causado por la negligencia de los responsables de la bodega utilizada por el gobierno del estado de Sonora, y sus consecuencias se agravaron por el incumplimiento de las medidas de seguridad por parte de los operadores de la Guardería ABC.

Por tal motivo, el Instituto Mexicano del Seguro Social ha tomado la decisión de entablar una demanda por responsabilidad civil en contra de la Secretaría de Finanzas del Estado de Sonora.

Asimismo, el IMSS también ha decidido presentar una demanda en contra de los propietarios y administradores de la guardería, que omitieron cumplir medidas de seguridad que les fueron ordenadas.

Por otra parte, tomamos la decisión de separar del cargo a cinco funcionarios del IMSS que han estado vinculados con la responsabilidad de las guarderías del IMSS en Sonora, a fin de que enfrenten las responsabilidades legales que se determinen.

Los hechos se presentaron de la siguiente manera:
El 6 de agosto de 2001 se estableció la Guardería ABC, en la calle de Mecánicos esquina con Ferrocarrileros, Colonia Y Griega de la Ciudad de Hermosillo, Sonora.

Posteriormente, la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado de Sonora estableció una bodega en el módulo contiguo a la guardería.

Como ha quedado claro en el peritaje realizado por la Procuraduría General de la República, la bodega arrendada por el gobierno del estado de Sonora operaba sin las medidas de seguridad apropiadas, como son alarmas, extinguidores, hidrantes y detectores de humo.

Tampoco estaba presente en la bodega un vigilante que detectara a tiempo el incendio y alertara de ello al personal de la guardería. De manera negligente, la bodega se mantuvo cerrada sin supervisión y con el aire acondicionado encendido.

La existencia de medidas mínimas de seguridad hubiese permitido evacuar a tiempo la guardería y evitar esta tragedia.

Por otra parte, derivado de la investigación realizada por el IMSS, en donde se analizaron diversos documentos y actuaciones, se desprenden elementos que apuntan a posibles responsabilidades de los dueños y operadores de la Guardería ABC.

Dentro de los documentos que fueron objeto de esta investigación, destacan las siguientes observaciones que no fueron atendidas:
La construcción de una salida de emergencia por el área de patio de juegos;

la ampliación de la puerta de entrada principal;

la instalación de puertas de seguridad con barra de empuje abatible hacia el exterior;

la sustitución de los plafones existentes en las salas de usos múltiples con material no combustible, debido a que tenían instalado un plafón a base de lona plástica tipo carpa, que resulta ser un material altamente inflamable.

Todas estas medidas fueron ignoradas por los propietarios y operadores de la guardería ABC.

Lo importante para el Instituto Mexicano del Seguro Social es que se consignen a los responsables y que se tomen las medidas que eviten se repita esta lamentable tragedia.

Por eso, instamos a las Procuradurías Federal y Estatal y al Poder Judicial, a acelerar la resolución de las responsabilidades penales y administrativas que correspondan.

El IMSS seguirá apoyando las tareas de investigación con el objeto de llegar lo antes posible al esclarecimiento de los hechos y el deslinde de responsabilidades.

Nuestra demanda de justicia no nos exime del deber de cambiar aquello que está mal y responder a circunstancias que debemos atender con urgencia. La seguridad en las guarderías es lo más importante y está por encima de cualquier otra consideración.

Por ello, hemos suspendido la licitación de 78 nuevas guarderías a fin de reforzar los criterios de máxima seguridad y protección civil. Por eso también estamos realizando un riguroso proceso de revisión de todas las guarderías del IMSS.

Por su atención muchas gracias.

Nota Publicada: 21/06/2009 12:45

http://www.elimparcial.com/EdicionEnLinea/Notas/Noticias/21062009/383621.aspx

Mensaje de JULIO CESAR Y MARIA ESTELA

A TODOS NUESTROS AMIGOS, Y A LA SOCIEDAD EN GENERAL:

CON LA FIRME CONVICCION DE LOGRAR JUSTICIA, DE TERMINAR CON TANTA IMPUNIDAD, DE NO PERMITIR QUE CON EL PASO DEL TIEMPO, NUESTROS RECLAMOS SE VAYAN RELEGANDO HASTA QUEDAR EN EL OLVIDO, ESTAMOS NUEVAMENTE FRENTE A TODOS USTEDES, PIDIENDOLES DE NUEVA CUENTA TODO SU APOYO, YA QUE ES LO QUE NOS PUEDE HACER MAS FUERTES PARA LOGRAR NUESTROS OBJETIVOS.

ESTAMOS LUCHANDO POR TENER UNA RESPUESTA DE PARTE DE LAS AUTORIDADES, PORQUE QUEREMOS, NECESITAMOS, QUE NOS PRESENTEN A LOS RESPONSABLES DE TAN DOLOROSA INJUSTICIA Y EXIGIREMOS QUE PAGUEN COMO TENGAN QUE PAGAR POR TAN CRUEL ACCION QUE HA TENIDO EL MAS ALTO DE LOS COSTOS: LA VIDA DE NUESTRAS INOCENTES CRIATURAS.

TAMBIEN NUESTROS ESFUERZOS ESTAN ENFOCADOS, EN LOGRAR TODAS LAS MEJORAS NECESARIAS EN AQUELLOS SITIOS EN DONDE TRANSITAN MOMENTANEA O TEMPORALMENTE LOS PEQUEÑOS QUE, POR LA BENDICION DE DIOS, ESTAN A NUESTRO LADO: NUESTROS HIJOS, Y LOS HIJOS DE USTEDES, LUCHEMOS JUNTOS POR ELLOS, POR SU SEGURIDAD PORQUE ELLOS NO SABEN DONDE ESTA EL PELIGRO, PERO NOSOTROS SI, Y TENEMOS QUE PELEAR CON TODAS NUESTRAS FUERZAS POR ELIMINARLES LOS RIESGOS.

POR ESO, ESTAMOS RECURRIENDO A UDS., PARA QUE NOS PRESTEN SUS FUERZAS  Y SUS GARGANTAS, PARA UNIR NUESTRAS VOCES EN EL RECLAMO DE JUSTICIA Y QUE ESTAS SE ESCUCHEN HASTA EL RINCON MAS LEJANO DE LAS CONCIENCIAS DE QUIENES NOS TIENEN EN SUS MANOS: NUESTROS GOBERNANTES. LES PEDIMOS DEJAR POR UN MOMENTO, DE UN LADO LA APATIA, LA INDIFERENCIA, NO HAY PORQUE SENTIRSE LEJANOS A ESTE TIPO DE TRAGEDIAS, PORQUE DE LA MANERA MAS CRUEL Y DURA LA VIDA NOS DEMUESTRA QUE NADIE, ABSOLUTAMENTE NADIE ESTA EXENTO DE VIVIRLAS.

ESPERAMOS SU APOYO, SU ASISTENCIA A LAS SIGUIENTES  MARCHAS QUE SE REALICEN A FAVOR DE LA JUSTICIA DE NUESTROS NIÑOS.

CONTAMOS CON UDS, JUNTOS PODEMOS LOGRAR UN MEXICO MEJOR, POR NUESTROS HIJOS, QUE SE LO MERECEN.

ETERNAMENTE AGRADECIDOS. (EN MEMORIA DE NUESTRO AMADISIMO HIJO “YEYE”)

JULIO CESAR Y MARIA ESTELA
66.21.03.04.80

NO al olvido, Sí a la justicia. EL ROSTRO DE SANTIAGO

“Para el gobierno, nuestros niños son solamente números”

Martha y Roberto narran su tragedia, demandan justicia y no votarán
Arturo Cano

Enviado
Hermosillo, Son., 16 de junio. Martha Lemas Campuzano entrega la foto de su hijo y dice: “Quiero darle rostro a Santiago, que quede claro que son niños, no un número como lo son para el gobierno, no mercancías como lo son para los dueños de la guardería”.
Martha y su esposo, Roberto Zavala Trujillo, vieron morir a su primer hijo, de una semana de nacido, en octubre de 2005. Luego de esa pérdida pusieron todo su empeño en el nacimiento de Santiago. “Ahorramos para una clínica particular, fue un niño muy deseado, todo con él era una fiesta.”
En octubre del año pasado, Martha entró a trabajar y una de sus compañeras la convenció de visitar la guardería ABC, aunque al principio ella no confiaba en las estancias del IMSS. Le pareció maravillosa. No estaba para saber el riesgo que significaba la bodega adjunta, ni el que representaban el poliuretano espreado y la lona en el techo. “La vi maquilladísima y las maestras eran muy buenas. Qué me iba a imaginar.”
El sábado pasado Roberto cimbró a los asistentes a la marcha por los niños muertos: “Yo tengo la culpa por confiar, yo tengo la culpa por pagar mis impuestos, yo tengo la culpa por ir a votar, yo soy el responsable de la muerte de mi hijo”.
Los marchistas no fueron los únicos impactados: “Yo, que soy su esposa, no lo conocía hablando así”, dice Martha. Roberto tampoco se la cree, porque se asume tímido para expresarse en público. No lo parece cuando narra, paso a paso, su parte en la tragedia del 5 de junio.
Ese día le correspondió a él ir por Santiago a la guardería. Salió de su trabajo en la planta Ford (“la mejor del mundo”, según el Instituto Tecnológico de Massachussetts) a eso de las 14:15. Desde ahí, a unos cinco kilómetros se veía la humareda. Cuando se acercó en su carro y vio que el humo procedía de la zona de la guardería brincó el camellón y se fue en sentido contrario. Bajó y echó a correr: “¿Y los niños?”, preguntaba en su carrera.
Alguien le gritó que los tenían en una casa cercana. No reconoció a su hijo entre ninguno de los rescatados. Aunque afuera ya había muchos policías, Roberto no vio ningún uniformado dentro de la guardería, a la que entró sin pensarlo. El lugar estaba lleno de humo y él se quitó la camiseta para cubrirse la cara. A tientas buscó a su hijo en el área donde suponía que estaba, un espacio pegado a la bodega de la Secretaría de Hacienda. Agachadas o a gatas, varias personas revolvían mochilas y colchonetas en busca de los niños.
“Éramos como 15 personas y solamente teníamos una lámpara, todos gritaban pidiéndola”. Roberto alcanzó a ver cómo sacaban a cinco menores de la sala y varias personas comenzaron a gritar: “Ya no queda ningún niño”. Roberto salió y vio a varios pequeños en la banqueta, donde les daban los primeros auxilios. Ninguno era Santiago.
Imposibilitado de comunicarse con su esposa, pues en su trabajo tiene prohibido usar el teléfono celular, salió a buscarla. Martha, por su lado, ya se había enterado del incendio. A ella no la dejaron acercarse. “Los policías me empujaban con sus metralletas.” Comenzó así un penoso ir y venir por los hospitales y la morgue. Roberto y Martha tuvieron que ver a varios niños muertos y heridos en busca de su hijo. Cuando al fin identificaron a Santiago, a eso de las 23:30, Martha estaba acompañada del procurador del estado y del arzobispo de Hermosillo. De ese episodio recuerda apenas una bendición del prelado, una seña.
Roberto y Martha supieron entonces que Santiago había muerto dentro de la guardería. “No se dieron cuenta, estaban dormidos”, les dijo una maestra. “Mi niño fue de los primeros en morir, por intoxicación. Tenía una quemadura en un lado de su cara. Quise agarrar sus manos, pero no pude… estaban quemadas”, dice Martha, quien a estas alturas parece ya no tener más lágrimas.
“Él también era la mamá”
Roberto trabaja en la planta Ford, aunque no para la automotriz, sino para una compañía subsidiaria de pinturas. Antes, y por muchos años, fue repartidor de pizzas. Martha atiende a clientes que realizan compras por teléfono en Estados Unidos. Sus vidas se han trastornado al punto de que ni siquiera están en su casa, “porque no soportamos la ausencia”, sino en la de un familiar. El hueco les puede por igual porque, dice la mujer, “él también era la mamá de Santiago”.

El pequeño Santiago Zavala Lemas y su madre
Debido a la ventaja de sus horarios discontinuos, Roberto se encargaba muchas veces de atender al pequeño. Fue él, por ejemplo, quien lo vio dar sus primeros pasos y solía pedir permiso en su trabajo para atenderlo. Sabía todo de Santiago y todavía se asombra de que compañeros suyos no tuvieran idea de datos tan elementales como la primera gateada o la primera palabra de sus hijos.
Martha y Roberto, que depositaron las cenizas del pequeño junto a las de su hermanito, responden al unísono, encimadas las voces, cuando se les pregunta la edad de Santiago: “Tenía dos años, un mes y un día”.
“No me importan los socios de Bours”
Como una trabajadora de la guardería que ha dado testimonio público, y como muchos en esta ciudad, la pareja asegura que el 5 de junio no hubo sólo un incendio. “Hubo una explosión y hay vecinos de la guardería que nos aseguran que al iniciar el fuego vieron salir corriendo a dos personas de la bodega de Hacienda” (contigua a la estancia).
Los padres de Santiago le dan vueltas y vueltas a las versiones que corren en Hermosillo a la velocidad de la Internet. Versiones como la que dice que en la bodega de Hacienda eran ordeñados vehículos del gobierno estatal y por tanto almacenaban gasolina. O la que asegura que en el lugar se guardaban expedientes comprometedores que “alguien” quería desaparecer. “Nuestro punto es que no fue un accidente”.
Versiones todas rechazadas por las autoridades que este día ofrecen, en voz del procurador estatal, Abel Murrieta, la confirmación de lo que se sabía unas horas después del incendio: la trampa mortal que era la salida de emergencia y la “lluvia de fuego” en que se convirtieron los materiales en el techo. “Voy por todos”, amenazó el procurador, para luego reconocer que no encuentran al representante de la guardería que en 2005 recibió el dictamen que señalaba los riesgos para los niños. Mientras el procurador hablaba, se conocía que los socios de la ABC están solicitando el amparo de la justicia federal.
Mientras, Martha y Roberto siguen en los medios locales los llamados a “no convertir el dolor en odio” y a la resignación cristiana. No es lo suyo, aunque son religiosos: “Yo no me voy a poner a rezar un Padre Nuestro, sino a exigir que se haga justicia”, dice Martha.
También han conocido el llamado de una madre a “no destruir más familias”, en referencia a los socios de la guardería: “No creo que a los socios les importen las familias que destrozaron, de modo que a mí no me importan las familias de los socios de Bours (el gobernador). Y si a algunos padres les importan los socios, pues qué pendejos”.
Martha calla un instante su coraje. Habla Roberto: “¿Qué hubiera pasado si esto hubiese ocurrido en una estancia infantil de la socialité o en un colegio? Vamos a demandar, hasta que se resuelva y los responsables vayan a la cárcel”.
Martha se toma la molestia de sacar una foto de su marco, y la sostiene en sus manos antes de entregarla: “Quiero darle rostro a Santiago, que sepan que le gustaba mucho dibujar, que podía pasarse una hora viendo los detalles de un tren que nos pedía dibujarle”.
Por ahora, la pareja está en la otra punta de Hermosillo, lejos de la casa que paga con un crédito del Infonavit, lejos de su sección electoral.
–¿Van a ir a votar?
–¡Noooo! Ni nuestra familia, que es muy grande –dice Martha.
–Los de PRI y PAN son los mismos, nomás se cambian de playera –completa Roberto.
Luego, la mujer obliga al hombre a “confesar” que era priísta desde la preparatoria, aunque hace tres años votó por Felipe Calderón, porque le pareció “el menos malo”.
Este 5 de julio, Roberto tampoco irá a votar.

Aseguran trabajadoras de ABC hicieron todo lo que estuvo en sus manos

HERMOSILLO, Sonora(PH)

Personal de la guardería ABC aseguró que hicieron todo lo que estuvo en sus manos para salvar a los niños el día del incendio, ocurrió el pasado 5 de julio.

En conferencia de prensa en la estancia infantil “Del Río” citaron a los medios de comunicación para manifestar que jamás imaginaron vivir algo así.

En varias ocasiones llevaron a cabo distintos simulacros y evacuación de los menores, pero jamás imaginaron que algo así ocurría, para eso, comentaron, no estaban preparadas.

Agregaron que ahora les extraña que las autoridades difundan irregularidades de la estancia infantil, ya que en las revisiones que se les efectuaron siempre las felicitaron.

Omitieron dar detalles del inmueble y de lo que ocurrió al interior de la guardería el día del incendio.

Eran alrededor de 25 empleadas, entre las que leyeron un comunicado, dirigido a los padres de familia, para manifestarles que estuvieron al cuidado de sus hijos, están: Patricia Castillo, Mónica Tánori y Dulce Valdez, no indicaron ni su antigüedad ni cargo en la guardería, se levantaron y se retiraron de prisa.

Nota Publicada: 17/06/2009 13:28

http://www.elimparcial.com/EdicionEnLinea/Notas/Noticias/17062009/382845.aspx

Confirma Molinar Horcasitas haber autorizado contrato de ABC

HERMOSILLO, Sonora(PH)

El contrato de autorización para que la guardería ABC funcionara sí fue firmado por él, confirmó Juan Molinar Horcasitas, ex director del IMSS.

En entrevista con el periodista Carlos Loret de Mola en su programa Contraportada, del Grupo Fórmula, aseguró que sólo le correspondió culminar el proceso.

El ahora titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes aseguró que le presentaron todo el proceso que se siguió dentro de la institución.

Éste incluyó los puntos de vista de cumplimiento de las obligaciones legales y las normas técnicas para determinar las guarderías que el IMSS debía recontratar, incluida la ABC y mil 202 más.

SE HABRÍA EVITADO…
Molinar Horcasitas dijo a Loret de Mola que la tragedia de la guardería ABC en Hermosillo, en la cual fallecieron 46 niños y otros continúan sumamente graves, se pudo haber evitado.

La estrategia que dio fue sencilla:

“Esta tragedia tan terrible se pudo haber evitado de una manera relativamente sencilla, si en la bodega de junto, que es donde se inició el incendio, y que se mantuvo durante cerca de 20 minutos, sin trasladarse a los predios vecinos:

“Hubiese habido una alarma contra incendios, hubiese habido un vigilante y que de enterarse de eso saliera y avisara a los vecinos que estaba ocurriendo un incendio, todas las vidas perdidas se hubieran salvado”, puntualizó.

Nota Publicada: 16/06/2009 20:15

http://www.elimparcial.com/EdicionEnLinea/Notas/Noticias/16062009/382678.aspx

Sí hay parentescos, pero exageran: EBC

HERMOSILLO, Sonora(PH)

Es verdad que algunos de sus familiares tienen a su cargo guarderías subrogadas por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), admitió Eduardo Bours Castelo en relación a una nota publicada por un medio de comunicación de circulación nacional.

En dicha publicación se asegura que al menos trece estancias son propiedad de familiares del Gobernador.

El mandatario estatal aclaró que algunos de esos familiares son de segundo o tercer grado y en algunos casos no sabía que tenían esas concesiones.

“Tengo sobrina que tiene guarderías, y lo comenté en dos programas de radio el pasado lunes, dije tiene en Navojoa, sé que tiene en Obregón, que tiene en Hermosillo, tiene en Nogales, es María de los Ángeles Félix, es hija de una hermana mía, lo comenté desde el lunes.

“Ponen (en la nota) a María Isabel Velasco Ramos, aquí conocemos a María, sí hay un parentesco, es prima tercera mía, no sabía ni que tenía guarderías, trabaja en otras cosas, sí tiene guardería. Sacan a Adrián Bours Cabrera en Navojoa, lo digo porque lo acabo de leer antes de entrar aquí, sí Adrián es primo segundo mío y tiene una guardería”, reconoció.

ESTADO NO AUTORIZA
Bours Castelo criticó que se diga que la guardería de la Canaco en Obregón, sea de su hermano Ricardo.

“Ricardo mi hermano fue presidente de la Canaco si mal no recuerdo del 97 al 98, hace más de 10 años, once años y ahora dicen que la guardería de Canaco es de Ricardo Bours Castelo, ya me parece que son cosas muy exageradas”, aseveró.

El Gobierno del Estado, recalcó, no autoriza las concesiones de dichas estancias y además, las que tienen sus familiares funcionan desde antes de la actual administración estatal.

“Es más, ¿se les dio en mi época, como Gobernador?, aunque no tenga nada que ver el Gobierno del Estado con una guardería”, preguntó Bours Castelo.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.